Depuradora Enterrada

Hoy en día las piscinas han experimentado un significativo avance tecnológico, sobre todo en términos de depuración e higienización del agua. De esta manera el mantenimiento de piscinas se ha ido haciendo con el tiempo mucho más sencillo y agradable de realizar.
Nuestra empresa emplea los medios mas adecuados para automatizar de una forma sencilla las piscinas de nuestros clientes
Haciéndoles la vida mas fácil y mas comoda sin que tengan que estar pendientes constantemente de la depuradora.
Preguntemos como y le realizaremos un estudio gratuito ajustado a sus necesidades y de su piscina.

Depuración

Automatización & Domótica Piscinas

Con este proceso se trata de que las aguas estén limpias y transparentes. Se hace mediante una recirculación del agua por un filtro adecuado. El filtro consiste en un receptáculo generalmente de forma circular para soportar mejor la alta presión a la que es sometido y lleno por dentro de un material filtrante adecuado que puede ser arena silice de diferentes granulometrías, cristal . El tamaño del filtro tendrá relación proporcional a la cantidad de superficie filtrante necesaria para el caudal de agua, por unidad de tiempo, de la piscina a filtrar. Una bomba autocebante hace pasar el agua por el filtro, reteniendo las impurezas en su interior.

La suciedad del agua puede ser de tres tipos y cada una de ellas tiene un sistema para quitarla:

Suciedad superficial: hojas o cualquier otra suciedad, incluidos insectos, que flotan en el agua. Para extraerlos, el retorno del agua de la depuradora se impulsa por unas bocas a flor de superficie que arrojan un chorro de agua proveniente de la bomba de la pileta, hacia el lado contrario en el que unas tomas de superficie (conocidas muy normalmente por su nombre en inglés: skimer) absorben el agua superficial, gracias a las bombas de la depuradora. Las tomas tienen un filtro de gruesos para evitar que las partes más voluminosas de la suciedad superficial, lleguen al filtro de la depuradora.

Suciedad en la masa: polvo suspendido en el agua, que queda en la arena del filtro de la depuradora al recircular el agua.
Suciedad depositada en el fondo y paredes: para extraerla es necesario un accesorio, la barredera, que puede ser manual o automática. Para usarla tiene una toma específica, generalmente en una de las paredes del vaso y una válvula (o juego de válvulas) hace que el agua se recoja exclusivamente por ella y no por las tomas de superficie o de fondo, de modo que funciona como una aspiradora, frotando y removiendo la suciedad asentada en el fondo o paredes y depurando el agua antes de volver a introducirla en el vaso.

El filtro requiere una limpieza periódica que se logra haciendo circular el agua en dirección contraria a la de filtrado durante un cierto tiempo, agua que debe ir a el sistema de desagüe.

Higiene

Se trata de evitar que en el agua florezcan microbios u hongos que puedan ser nocivos para los bañistas. Se emplean derivados de cloro, se controla su pH y en ocasiones incluso la temperatura del agua.
Para las algas se emplean agentes floculantes que reducen las algas a residuos sólidos pequeños que quedan en el filtro de la depuradora

Clorado

En el cuidado del agua de una piscina de cloro es necesario tener en cuenta una serie de parámetros:

Parámetros Normales de una Piscina
Porcentaje de cloro libre 0.90 – 1.50 mg/L (1,5 – 2,0 ppm) [cita requerida]
Salinidad 4 g/L (4 kg/m³)
pH 7,2 – 7,6 (ideal 7,2 – 7,4)
TAC, Alcalinidad total 8 – 15 ºf (80 – 150 ppm)
TH, dureza <40 ºf (<400 ppm)

Para reducir la dureza (ablandar) del agua, se realiza un proceso de descarbonatación, mediante la adición de carbonato de sodio, de fórmula Na2 CO3.
Para alcanzar estos valores, se requieren una serie de productos químicos:

  • Estabilizante del cloro
  • Tratamiento antialgas
  • Tratamiento floculante
  • Anticalcáreo
  • Antimanchas de pared
  • Clarificante
  • Tratamientos antihongos