El liner bolsa llamado asi vulgarmente por su escaso gorosor y su forma especial de instalación , es un liner que hace unas décadas se puso de moda rápidamente por su rapidez y facilidad de montaje o instalación se ha quedado en desuso prácticamente, pero se recomienda la sustitución por lámina armada es el producto más utilizado para la reparación de piscinas o bien para las de nueva construcción.

Cambio de Liner

Las láminas de PVC-P para piscinas incorporan  barnices especiales que los protegen de la intemperie y los rayos U.V. y funcigidas que ayudan a evitar el desarrollo de microorganismos. Son resistentes a los productos químicos que se utilizan para el mantenimiento básico de las piscinas y a las posibles manchas ocasionadas por aceites solares o depósitos calcáreos.

Algunos fabricantes recomiendan seguir consejos para evitar un deterioro agresivo del material. En las piscinas de liner se pueden utilizar casi todos los productos químicos de mantenimiento de piscina, excepto las pastillas multiacción o los antialgas que contengan sulfato de cobre.

Es importante evitar el uso de lejías o sosa caústica para la desinfección del agua,  independientemente de perjudicar el liner, también puede ser perjudicial para el usuario.

Todos los productos químicos que se utilicen para mantener la piscina nunca se deben añadir directamente al vaso de la piscina, ya que esto podría producir manchas, decoloraciones o llegar a quemar el liner.  Se deben de emplear en forma líquida o granulada, disolver las dosis correspondientes en un recipiente con agua e incorporarse en la piscina con la depuración en marcha o bien en un dosificador flotante.

Se pueden realizar también el tratamiento en las piscinas de liner productos que no contengan cloro, como el bromo o oxígeno activo. Debido a un mal mantenimiento de la piscina o porque no se ha empleado la dosis correcta de antialgas, floculantes, desinfectantes o estabilizadores de PH o por acumulación de suciedad, suelen aparecer manchas en el nivel de flotación.

En estos casos, el primer caso a seguir es analizar el PH y el cloro del agua para que alcancen los niveles adecuados entre 7,2 y 7,6 en caso del PH e inferior a 1,2 miligramos por litro de agua para el cloro. Una razón importante en la aparición de manchas en el liner es por hongos o algas que desarrollan niveles demasiado altos del PH. Una vez regulado el PH, en caso de que las manchas sean de origen orgánico, es importante utilizar productos específicos para liner, en caso de utilizar productos más agresivos podrían acabar decolorando el producto.

Si las manchas son metálicas o de cal se pueden limpiar frotando con aguafuerte diluido y enjuagar con agua abundante. En caso de que no se consiga acabar con las manchas o se observen demasiadas decoloraciones ocasionadas por el suministro inadecuado de producto químico, la solución o el último recurso, será la sustitución integral del liner.